Servidores

En el arte está el gusto de elegir:

¿Quien sirve a quien? ¿La persona a la máquina? ¿La máquina a la persona?